La histerosalpingografía, valiosa técnica diagnóstica de un estudio de fertilidad

El estudio de los órganos reproductivos es fundamental para obtener un diagnóstico en un estudio de fertilidad. Una de las pruebas que se realizan es la histerosalpingografía (HSG), una técnica que utiliza un tipo especial de rayos X, denominado fluoroscopia, que permite a los especialistas evaluar el contorno del útero y las trompas de Falopio, para comprobar su permeabilidad, detectar si se encuentran o no obstruidas, así como para identificar posibles malformaciones uterinas, masas tumorales, fibromas uterinos o adherencias.

Diagnóstico rápido
La histerosalpingografía es una prueba diagnóstica muy utilizada, que aporta una valiosa información diagnóstica y es rápida, con resultados que pueden conocerse casi de inmediato. Es útil en diferentes casos:

Para comprobar si existe alguna obstrucción o alteración funcional en las trompas que impidan que el espermatozoide pueda llegar al óvulo para fecundarlo.
Malformaciones uterinas que puedan ser la causa de abortos de repetición, o complicar futuros embarazos.
Pólipos y otros tumores, susceptibles de ser tratados para mejorar los resultados.
Ligadura de trompas, sirve para comprobar que la operación de ligadura de trompas ha sido fructífera.
Síndrome de Asherman. Es la formación de cicatrices en la cavidad uterina, que se forman en la mayoría de los casos después de una cirugía en el útero y que dificultan o impiden futuros embarazos

Distintas aplicaciones
La evaluación de la HSG permite descartar de manera directa muchísimos defectos en el cuello del útero (cérvix), cavidad endometrial, cuerpo uterino trompas de Falopio, y a veces, de manera indirecta, algunos problemas de los ovarios o los huesos pélvicos y lumbares.

A nivel del cuello se valora su tamaño, grosor, y competencia. A nivel uterino se valora su situación, morfología y posición, si existe la presencia de miomas, pólipos, tabiques, adherencias intrauterinas, DIU´s (dispositivos intrauterinos) extraviados o malformaciones congénitas del mismo.

Sobre las trompas de Falopio nos informa de la presencia o no de obstrucciones y a qué nivel, adherencias, o hidrosalpinx (alteración de la trompa de Falopio caracterizada por la obstrucción y acumulación de líquido en su extremo, que hace que la trompa se dilate y se distienda, complicando e incluso impidiendo su correcta función de permitir el encuentro entre el óvulo y los espermatozoides) y la funcionalidad que tienen.

En conclusión, la histerosalpingografía es un estudio muy útil en el estudio de las parejas con infertilidad que permite no solo evaluar la permeabilidad de las trompas, sino que ayuda a evaluar la cavidad cervical y endometrial, y así poder corregir los defectos anatómicos que tengan tratamiento o variar las indicaciones reproductivas