Técnicas de recuperación espermática

El seminograma nos da información sobre posibles patologías clínicas o alteraciones en la calidad seminal que pueden afectar negativamente a las opciones de conseguir el embarazo. Este estudio básico nos guía sobre las posibles causas de la infertilidad, analizando características macroscópicas -licuefacción, color, volumen, Ph, viscosidad-, y microscópicas -concentración, movilidad, morfología, vitalidad y células redondas-.
Es imprescindible para valorar el posible tratamiento, en caso de ser necesario, o se deciden las pruebas complementarias a realizar para extender el estudio.

Test REM

Por regla general obtenemos las muestras de semen mediante masturbación. La recuperación de espermatozoides móviles (REM) se conoce como test de capacitación espermática con el que se identifica el número de espermatozoides con buena movilidad que pueden recuperarse de una muestra de semen.

Biopsia testicular

La Medicina Reproductiva actual aporta técnicas para intentar la obtención de espermatozoides cuando nos encontramos ante una vasectomía o un ADN dañado por algún tipo de azoospermia o fibrosis quística
Esta intervención quirúrgica la realizan los urólogos y lleva consigo una incisión en la piel del testículo de unos 2-3 centímetros para obtener tejido testicular y con ello espermatozoides.Se realiza bajo sedación, aunque puede realizarse con anestesia local en función de la tolerancia.

El análisis del tejido testicular nos sirve para saber si hay espermatozoide y si es así en qué momento de la espermatogénesis se irrumpe su producción, lo que ayuda en el diagnóstico y posibles tratamientos a realizar. La biopsia testicular está indicada para casos de alteraciones severas de la calidad seminal en las que pueda existir un elevado número de anomalías cromosómicas en los espermatozoides.

¿Más info?

Puedes llamarnos a el telefono +34 956 357 154 o también puedes escribirnos utilizando nuestro formulario de contacto